ACCESO T.O.R.

NOTICIAS

Sir Gawain y el Caballero Verde

Luis - 15 de marzo de 2016

Bien habido es el caballero que honra a su rey, tanto en el campo de batalla, como en lo espiritual. Incorruptible es Gawain y se lo hará saber al Caballero Verde 

A modo de introducción y como dato cultural, es importante decir que lo que sabemos sobre la gran aventura de Sir Gawain y el Caballero Verde, es gracias a un manuscrito que data del siglo XIV. Además del mencionado relato, el manuscrito contiene tres obras más que llevan el nombre de Perla, Paciencia y Pureza. Actualmente, este manuscrito se encuentra en el Museo Británico, y la primera edición moderna fue editada en 1925 por J.R.R. Tolkien.

059

En lo que concierne a la historia, esta comienza cuando los Caballeros de la Mesa Redonda se hallaban reunidos celebrando la navidad. Mientras los nobles caballeros cenaban, de pronto llega un imponente y gigantesco caballero, pero a pesar de ello, el extraño demostraba elegancia y admiración.  El distinguido visitante vestía espuelas de oro, ropas verdes con bordados dorados y montaba un enorme corcel verde que lucía una montura brillante con piedras preciosas. El recién llegado poseía un extraño color de piel verde, y sus cabellos, como su extensa barba, parecían arbustos.

El extraño caballero no llevaba armadura alguna, ni espada, ni lanza, tan solo una horrible hacha en unas de sus manos y un acebo (arbusto que permanece verde por todo el año) en la otra. Todos admiraban en silencio la entrada de tal inusual visitante, cuando de pronto el caballero verde eleva la voz y pregunta «¿Quién lidera esta reunión? Desearía verlo y hablar con él». Por un minuto nadie hizo ni un ruido, hasta que el rey Arturo responde y se presenta como líder de la corte e invita al caballero a desmontar y a unirse al banquete, pero éste rehúsa la invitación, y explica que viene en son de paz, pero desea comprobar si es cierto que los Caballeros de la Mesa Redonda son tan valientes como dicen.

119

El caballero verde, desafía a que alguien se atreva a propinarle un golpe con su hacha, agrega que él no opondrá resistencia alguna, pero con la condición de que quien lo haga, en un año y un día deberá acudir a él para recibir el mismo golpe.  Ante este desafío, nuevamente reina el silencio en la sala, hasta que el mismísimo rey Arturo se ofrece para asestar el golpe como el visitante así lo desea. El rey tomó posición y cuando el caballero verde se encontraba a punto de recibir el golpe, Gawain solicita al rey que lo dejé a él ocuparse de este desafío y con suma modestia Gawain se dirige al rey diciendo «Si se perdiera mi vida, se echaría menos en falta, mi señor» A lo solicitado el rey accede, entonces el caballero verde le pregunta el nombre a Gawain y le pide que se comprometa al pacto y lo hace jurar. De la misma manera, Gawain deseaba saber el nombre del caballero verde y el lugar en donde debían encontrarse, pero este le responde que lo sabrá después de dar el hachazo y que si el caballero no fuese capaz de decírselo, Gawain quedaba libre del compromiso.

 

Entonces, Gawain golpea tan fuerte al caballero que decapita al forastero, la cabeza rueda y el resto del cuerpo en vez de caer, se dirige a recogerla. El caballero verde sostiene su cabeza con una mano, mientras insta a Gawain a cumplir su parte en el acuerdo y le dice «Dentro de un año y un día debes dirigirte a la Capilla Verde, en el camino pregunta por mí, El Caballero Verde, todos me conocen, así que fácilmente me hallarás». Dichas estas palabras, el decapitado sale a caballo y se aleja sin dejar rastro de hacia dónde va.


045

Tan solo faltaban diez días para la jornada de la prueba, entonces Gawain se alista para ir en busca del Caballero Verde, se pone su armadura, escucha misa y se despide de sus seres queridos. Saliendo del reino, Gawain pregunta a quien se le cruce por delante sobre la Capilla Verde, pero nadie dice conocerla. En el camino Gawain escala riscos gigantescos, lucha con bestias, fieras y ogros, pero lo más duro fue soportar las frías noches del crudo invierno. Es justo en Nochebuena, cuando Gawain divisa el más hermoso castillo que ningún caballero ha poseído jamás y se anima a ir hacia él. El príncipe del castillo le da la bienvenida al prestigioso caballero y lo invita a cenar, terminado el banquete, la hermosa señora del príncipe acompañada de una anciana, desea conocer al invitado, por lo que se presenta coquetamente ante el joven Gawain.

 

Al término del siguiente día, Gawain se despide y agradece la hospitalidad al señor del castillo, pero el príncipe le detiene y le pregunta a dónde va en esta época del año, explicándole Gawain que debe terminar un asunto con el caballero que mora en la Capilla Verde. Entonces el castellano le pide a Gawain que se quede hasta el mismo día de año nuevo, pues la Capilla Verde quedaba cerca del castillo. Gawain acepta, pero el príncipe le pide que a la mañana siguiente descanse en el castillo junto a su esposa, mientras él sale de cacería. Además propone el pacto de que al final del día el señor del castillo y Gawain, intercambiarán lo que hayan obtenido.

117

Al alba, después de misa, el señor sale a la caza de una cierva. Al mismo tiempo, Gawain despierta por un ligero sonido, es la señora que entra en su instancia. El caballero finge estar dormido, para evitar tal vergonzosa situación, pero finalmente decide abrir los ojos y averiguar qué desea la joven dama. La señora del príncipe se acerca a Gawain y le dice que muchas damas desearían tener en sus brazos a tan hermoso caballero, como ella ahora lo tenía. Pero a estos comentarios Sir Gawain, siempre respondía con la guardia alta, pero de un modo gentil. Irritada, la dama se despide y le pide dar un beso en la mejilla a Gawain, beso que por cortesía el caballero no se lo rechaza. A la noche, el señor del castillo llega y le hace entrega de la cierva a Gawain, y por otro lado Gawain le da un beso en la mejilla al príncipe. Al día siguiente, el señor sale a cazar un jabalí y nuevamente Gawain es tentado por la señora, pero la fortaleza espiritual del caballero resiste y la dama se despide con dos besos de Gawain, esa misma noche el señor vuelve al castillo y le entrega el jabalí a Gawain, por lo que el caballero le da dos besos al señor. Al tercer día de caza, el señor sale en busca de un zorro. Gawain recibe la provocación de despertar junto a la dama del castillo, la cual se encontraba desnuda y luciendo bellas joyas. Inmediatamente, Gawain reprende a la dama, ésta sorprendida por la lealtad del caballero le ofrece un anillo de oro rojo, obsequio que Gawain rechaza por no tener nada de valor que darle a cambio, por lo que la dama decide darle un viejo cinturón mágico de tela verde a Gawain, que lo protegería de cualquier daño que él recibiera. Por la insistencia de la dama, Gawain recibe el cinturón y lo guarda bajo sus ropas. A la noche, cuando el príncipe regresa, Gawain apresuradamente le da tres besos al señor y nada dice sobre el mágico cinturón, pero el príncipe no le da nada a cambio, pues dice que no pudo cazar al zorro.

Gawain_and_the_Green_Knight

“El Caballero Verde sostiene en su mano su cabeza decapitada por Gawain , que se ve sosteniendo el hacha.”

Al día del año nuevo, un sirviente del castellano dirigió a Gawain hacia la Capilla Verde, y valerosamente el caballero se presentó ante el Caballero Verde, que portaba un Hacha el doble de grande que el hacha con cual Gawain lo había golpeado. Gawain, se quita el yelmo y se prepara para recibir el golpe, pero el caballero verde amaga el primer intento. Ahora, en un segunda oportunidad, el Caballero Verde se burla y amaga un segundo intento, ya irritado Gawain le pide que lo golpee de una vez, entonces el sombrío caballero golpea fuertemente a Gawain en el cuello, pero tan solo causándole una herida leve. Tras el golpe, Gawain rápidamente se coloca su yelmo y se pone en guardia por miedo de que el caballero verde se arremeta en contra de él. Cuestión que no sucede y tan solo el caballero verde le explica a Gawain, que los dos amagos significaban los dos días en que Gawain le fue fiel en al castillo (de inmediato Gawain advirtió que el príncipe es el caballero verde) y que el golpe que recibió, significaba un pago por haberle fallado el tercer día, pues el príncipe sabía que su esposa le había dado un cinturón mágico a Gawain y que éste no se lo había devuelto al final día, como lo obligaba su compromiso. El Caballero Verde sigue explicando que él mismo le había ordenado a su esposa que lo cortejara. Gawain falló, no por codicia, ni por lujuria, sino por amor a su propia vida, lo cual era menos censurable según el Caballero Verde, por lo que decidió perdonarle la vida.

003

Finalmente, el caballero verde le confiesa a Gawain que su verdadero nombre es Bercilak, y que su capacidad de cambiar de forma se debe a que fue hechizado por Morgana Le Fay; que la prueba a que fue sometido fue idea de la misma Morgana; y que la anciana que acompaña a su esposa en el castillo era la mismísima Morgana transformada. Al oír esto, Gawain decide volver rápidamente a Camelot para contarle su aventura a los demás caballeros, al hacerlo, recibe como respuesta que todos los caballeros usen un cinturón verde como recuerdo y elogio a la prueba superada por Gawain.


Fieles son los caballeros que conforman la mesa redonda y gloriosas son sus hazañas, hazañas que tú mismo puedes liderar en la revolucionaria batalla mitológica que se avecina con la pronta llegada de Camelot.

¡Larga vida a Mitos y Leyendas! 

  • Felipe

    En la historia hablas de Morgana y la carta que sale es Morgause. De todas forma está buena la historia.

ÚLTIMAS NOTICIAS

Información Regional MyL 2017

17 de marzo de 2017
regional2

Los Tesoros de Dominio

16 de marzo de 2017
vitrubio