ACCESO T.O.R.

NOTICIAS

La Mensajera de Dios: Jeanne d’Arc

Yoyi - 05 de Abril de 2017

La Mensajera de Dios: Jeanne  d’Arc

¡Hola Miteros! Hoy les traemos un artículo de unos de los personajes más influyentes de la historia europea del siglo XV, con sus acciones logró gestar las bases del sentimiento nacionalista francés, logrando la unificación ideológica de gran parte de los reinos y ciudades galas. Sin más preámbulos los dejamos con la historia de la Ultra real de la nueva Edición de Mitos y Leyendas Dominio, la Doncella de Orleans, Jeanne d’Arc.

Jeanne d'Arc, ilustrada por Thor Odenson

Jeanne d’Arc, ilustrada por Thor Odenson

Jeanne nace en el contexto de la Guerra de los Cien Años, guerra que se desarrolló entre los años  1337 y 1453, entre Francia e Inglaterra. Ambos reinos buscaban la expansión territorial en el centro de Europa, por un lado el reino de Inglaterra buscaba la expansión colonial con el fin de obtener más enclaves de donde conseguir materias primas, por su lado Francia buscaba una colonización del saber por medio de la hegemonía cultural, teológica y epistémica que pretendía ejercer.

Nace en Domrémy, localidad rural de la región de Lorena, el  6 de enero de 1412. Los antecedentes que se poseen sobre la vida de Jeanne d’Arc  (o Juana de Arco) provienen la mayoría de su juicio realizado por la Santísima Inquisición, por tanto provienen todos desde su subjetividad. Según la información hallada en las actas del juicio Jeanne escuchó la voz de Dios a la edad de trece años (se presume que sería en 1424), según ella habría sentido temor pero a la vez muy noble y de inmediato habría sabido que se trataba de un mensaje de Dios. En el interrogatorio de Poitiers que había tenido previamente al conocer al rey de Francia, Carlos VII, el Delfín, ella habría identificado las voces de los mensajes con la de las santas Catalina de Alejandría y Margarita de Antioquía.

Ya con 17 años convence a los interrogadores doctos en teología que sus visiones son mensajes de Dios y con ello Carlos VII le concede el ejército que ella solicitaba para recuperar Orleans que daría paso a la reconquista de la corona francesa y al resto de las ciudades que se mantenían bajo gobierno inglés. Contra todo pronóstico Jeanne logra recuperar Orleans y consigue numerosas victorias pero junto con ello habrían de cesar las visiones con los mensajes de Dios. Con ello Carlos VII es declarado victorioso y es coronado rey de toda Francia en Reims.

Juana de Arco comandando el asedio de Orleans por Jules Eugène Lenepveu.Juana de Arco comandando el asedio de Orleans por Jules Eugène Lenepveu.

.Juana de Arco comandando el asedio de Orleans por Jules Eugène Lenepveu.

 

Jeanne llegaría a una de sus últimas batallas, donde quería conseguir su objetivo principal, recuperar Paris, pero al no contar con el apoyo del ya coronado Carlos VII, pierde sin gloria alguna en septiembre de 1423.

Tras ello se le deja de lado por parte de la corte del rey y se le es enviada a una emboscada en Compiègne y en Mayo de 1430 es capturada tras una emboscada de una coalición borgoña, quienes  habiendo capturado a Jeanne la venden a sus enemigos, ya que Carlos VII no habría pensado siquiera pagar el precio que los mismos ciudadanos de las ciudades liberadas por Jeanne habían acumulado. Sus compradores iniciarían un juicio eclesiástico y finalmente secular en su contra

El Juicio tuvo lugar en Ruen entre febrero y mayo de 1431, fue presidido por el arzobispo Cauchon, el emisario de la universidad de Paris Midy, entre otros, en total unas 120 personas participaron del juicio, ya que a pesar de haber sido acusada de herejía Jeanne no se mostraba como la mayoría de los acusados por la Santísima Inquisición, sino que se mostraba como una fiel cristiana que estaba en una misión ejecutada por el mismo Dios y que ella solo era su emisaria. Tras el Largo Juicio fue encontrada culpable por 12 causas dentro de las cuales la más grave fue: “Revelationum et apparitionum divinorum mendosa confictrix” (invento de falsas revelaciones y apariciones divinas).

Bajo la falsa promesa de que sería puesta en presidio eclesiástico y dejaría la prisión inglesa firmó un trato en donde se declaraba mentirosa, pero al enterarse de que no sería como lo habían acordado verbalmente, ya que era analfabeta, se retractó al saber que los ingleses la mantendrían en presidio.

El 30 de mayo de 1431 se le leyó su sentencia y fue quemada en la hoguera muriendo con los gases producidos por la combustión, a pesar de su muerte se le volvió a avivar la llama con brea  y luego serían esparcidos los restos óseos por el río Sena con el fin de evitar futuros cultos.

Jeanne d'Arc en la Hoguera, ilustrada por Genzo

Jeanne d’Arc en la Hoguera, ilustrada por Genzo

En 1456 fue elegido papa Calixto III quien pidió que se reabriera el caso del juicio de Jeanne, en el mismo proceso fue reconocida su inocencia tras la testificación de muchos fieles y se declaró herejes a los jueces que la condenaron. En 1909 fue beatificada por Pio X y proclamada santa en 1920 por Benedicto XV.

Hoguera, Ilustrada por J

Hoguera, Ilustrada por JP Aguirre

De ahí que Jeanne d’Arc es considerada como santa patrona de Francia y se le reconoce por ser una mujer que quebró con las reglas culturales y de poder que posicionaban a los hombres por sobre el resto de los seres.

A continuación te dejamos el link de la película que te podrá ilustrar sobre su vida y sus hazañas. Película dirigida por Luc Besson y protagonizada por Milla Jovovic.

https://www.youtube.com/watch?v=4CSNEmkrgyM

Y te dejamos con la Carta Ultra Real que le dará un finisher a los mazos Raza Caballero.

Carta Jeanne d'Arc,Edición Dominio, número 9

Carta Jeanne d’Arc, Edición Dominio, número 9

ÚLTIMAS NOTICIAS

Purificando el mal

07 de Agosto de 2017